Follow by Email

viernes, 29 de mayo de 2015

BREVE HISTORIA MARÍTIMA DE ILO (II)



Con el inicio de la República, en 1821, José de San Martín promulgó un Reglamento Provisional de Comercio en el que se establecían las bondades del Callao, dejando de lado otros puertos de la naciente república, sin embargo para junio de 1826 el gobierno decretó que, además de los llamados puertos mayores (Callao, Islay, Arica, Huanchaco y Paita) podía usarse como cabotaje el puerto de Ilo entre otros. Ese mismo año el Concejo de Gobierno expidió el Reglamento del Resguardo de las aduanas litorales y de frontera que en su artículo 4 señalaba que uno de los resguardos debía establecerse en Ilo, que en ese momento dependía del departamento de Arequipa.
El 5 de marzo de 1837 por decreto de Santa Cruz se abrieron al comercio las caletas  de Ilo, Yerba Buena y Cocotea, junto a las de Mollendo y Quilca. Tres años después el Registro de comercio estableció elevarla de categoría declarándolo puerto menor junto a Iquique, Huacho, Santa y Pacasmayo. Igual clasificación se le asignó en 1853 durante el gobierno de Rufino Echenique, lo que le impedía recibir naves extranjeras, reservadas para los puertos mayores. Su condición cambiaría años más tarde, pues en 1861 el puerto de Ilo fue habilitado para poder efectuar operaciones de embarque y desembarque y hacia 1866 ya operaba como puerto mayor con su respectiva aduana.
El terremoto de 1868 que destruyó el pueblo de San Gerónimo obligó al gobierno del presidente Balta a darle a Ilo algunas facilidades que le permitiese retomar su vida cotidiana y recuperar tu antigua actividad marítima, ordenando la construcción de un muelle
, obra que empezó en 1872, conformado por pilotes de acero y cubierta de madera, de 41,25 m de largo y 15,79 de ancho y al que se le dotó en 1887 del ferrocarril hacia Moquegua. Este fue el muelle que los chilenos utilizaron para el desembarco que se produjo durante la Guerra del Pacífico.
Es evidente que la actividad comercial de Ilo fue en aumento con estas obras pues en la ley que clasificaba las aduanas, promulgada el 29 de octubre de 1886, se establecía que la aduana de Ilo pasaba a ser considerada de primera clase, según su artículo 3. Reportes oficiales de 1891 señalan a Ilo entre los puertos que tuvieron mayor movimiento de carga y descarga así como tonelaje de carga movilizada, junto a los puertos del Callao, Mollendo, Pisco, Pacasmayo, Salaverry, Tambo de Mora y Chala. Su calidad de puerto mayor fue confirmada en 1895 cuando se publicó una nueva clasificación de los puertos del Perú, decisión coherente con la clasificación de aduana de primera clase que ya tenía.
El mar también tuvo papel protagónico en varios hechos de nuestra historia: durante las campañas a puertos intermedios entre 1822 y 1823, en el combate de Pacocha de 1877, en el maremoto de 1868 que destruyó el antiguo pueblo de San Gerónimo, entre 1879 y 1881 cuando Ilo fue ocupado desde el mar por la fuerza chilena durante la Guerra del Pacífico, etc.

No hay comentarios: