Follow by Email

martes, 14 de agosto de 2012

JUAN GASTEAU VALDERRAMA


      Juan Gasteau Valderrama nació en Ilo el 6 de mayo de 1824. Fue hijo de Miguel Gasteau y Tomasa Valderrama. En 1843 ingresó al ejércitoque formaron Domingo Nieto y Ramón Castilla contra Vivanco. Se le entregó el grado de alférez luego de la batalla de San Antonio en octubre de 1834. Con el grado de capitán participó junto a Castilla en la revolución contra Echeniquey participó en la campaña final de La Palma a favor de Castilla. 
Ejerció el cargo de cónsul del Perú en Para; estando en Moyabamba (1860) inició la revisión de los documentos guardados en la oficina de la subprefectura hallando las pruebas irrefutables que confirmaban la tesis  peruana sobre la aplicación de la Real Cédula de 1802 que determinaba la peruanidad de los territorios amazónicos reclamados por Ecuador.
Durante la guerra contra España Gasteau se mantuvo de lado del Presidente Pezet pero luego acató el mandato conferido a Mariano Ignacio Prado. Durante el gobierno de Manuel Pardo participó contra la fuerza de Piériola que se habia sublevado em Moquegua  a bordo del Talismán.
 Durante la guerra de Chile contra Perú participó en la batalla de San Juan (13.01.1881) y en la de Miraflores (15.01.1881). Luego de ellos vendió todo lo que de valor tenía y se unió al ejército formado por Andrés A. Cáceres participando en la campaña de resistencia. Ante los pronunciamientos de los cuerpos del ejército en Arequipa, Puno y Cuzco, y la exigida renuncia del dictador Piérola, Cáceres le confió la misión de entrevistarse en Arequipa con el coronel José de la Torre pues al ser jefe político militar del departamento, se buscaba su apoyo para unir al país bajo el mando del presidente Francisco García Calderón desterrado hacia Chile al oponerse a un tratado de paz con entrega de territorio. Tuvo éxito y se reintegró a las fuerzas de Cáceres.
“Participó en los combates de Pucará (5.11.1882) y Marcavalle; en Concepción (9.07.1882) atacó las posiciones chilenas al frente de una división, y para tomar la población al día siguiente, efectuó el asalto con decisión tan avasalladora que exterminó al Batallón Chacabuco. Luego contribuyó a expulsar a las fuerzas chilenas de la provincia de Tarma (15-16.07.1882); secundó la esforzada marcha del ejercito hacia el norte y comandando la II división, batiose bravíamente en la batalla de Huamachuco (10.07.1883), Colocado en el centro de las posiciones ocupadas en aquel campo, sostuvo la ofensiva hasta que se acabaron las municiones y las bayonetas quedaron inutilizadas o prendidas en los cuerpos de los enemigos, y sin aceptar la retirada ni la rendición, lanzase contra la caballería chilena  y fue muerto a sablazos.”[1]



[1] Tauro del Pino, Alberto. Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tomo 7. Pgs. 1066-1067