Follow by Email

viernes, 18 de mayo de 2012

CUANDO ILO ESTUVO A PUNTO DE LLAMARSE "JUAN FRANCISCO"

Como consecuencia del terremoto y maremoto ocurrido en agosto de 1868, comentado en otra oportunidad en este blog, el Presidente Balta encomendó a una comisión presidida por su hermano el coronel Juan Francisco Balta, Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de Guerra, la visita a la zona afectada llevando la palabra de aliento del gobierno y la orden de iniciar las obras necesarias para reactivar la economía de las poblaciones afectadas.
En Ilo, esta comisión estuvo en el mes de febrero de 1871. El 14 del indicado mes el coronel Francisco Balta procedió a colocar la primera piedra de lo que sería el futuro ferrocarril Ilo-Moquegua y posteriormente se dirigió a la altura de lo que hoy es la plaza de armas y colocó la primera piedra del  templo de San Gerónimo, tal como consta en el acta respectiva que se redactó en la fecha, acontecimientos que llenaron de satisfacción a los pobladores, sobrevivientes y reubicados luego del terrible maremoto que destruyó el antiguo pueblo de Ilo.
Ante estos hechos que beneficiaban a Ilo, la población solicitó como una forma de reconocimiento al gobierno de Balta que el nombre de la nueva ciudad sea "Juan Francisco" expresando de esta manera su agradecimiento a la presencia del hermano del Presidente. Demás está decir que quienes fomentaron esta petición fueron las autoridades y familias más notorias de aquel momento y cuyos nombres de muchos de ellos (78 en total) quedaron registradas en el acta que para tal fin se redacto y elevó al gobierno a tarvés del prefecto de la época. El acta fue redactada de la siguiente manera:
 “En la caleta de Pacocha, distrito de Ilo, de la provincia de Moquegua, a los catorce días del mes de febrero de mil ochocientos setenta y uno, los que suscribimos, informados de que en el día de la fecha el Señor Presidente del Consejo de Ministros, Coronel Juan Francisco Balta, procede a colocar la piedra fundamental del ferrocarril de este puerto a la ciudad de Moquegua como también la primera piedra sobre la cual debe levantarse la iglesia de este pueblo; que este beneficio de remarcable importancia, se debe en gran parte a los esfuerzos del expresado señor Presidente del Consejo, el que con laudable decisión por nuestra prosperidad se ha presentado gustoso a dar personalmente impulso a dichas obras que ofrecen un bello porvenir a este puerto y a la provincia de Moquegua; que habiendo por este motivo inmortalizado su nombre entre nosotros, se ha acordado en nombre de gratitud al señor Coronel don Juan Francisco Balta, solicitar del señor Prefecto del departamento, por medio de esta acta para que  se conceda a este puerto menor el nombre de JUAN FRANCISCO y para que conste nuestra unánime y espontánea voluntad, y a fin de que surta sus efectos, firmamos en el día de la fecha la presente acta.
Comisionando al Alcalde Municipal para que la eleva a la Prefectura con la respectiva nota de atención. G. Flor, José Miguel Vélez, Luciano Almenara Juez de Primera Instancia, Samuel Ordoñez Alcalde Municipal, Mariano Arguedas Síndico, P.M. Sotomayor, Benigno Fernández Dávila Síndico…”
La gestión no prosperó y quedó registrada como un hecho anecdótico. De no haberlo sido estaríamos hoy celebrando una fiesta diferente y llamándonos entre nosotros "Juanfranciscanos" o algo parecido.
Información:

Edwin Adriazola: Apuntes para una historia general de Ilo.

Luís Kuon: Retazos de la historia de Ilo.

No hay comentarios: