Follow by Email

sábado, 17 de enero de 2009

EUROPEOS EN LOS INICIOS DE ILO.

Los primeros eurpeos en Ilo fueron los españoles, quizá los acompañantes de Almagro luego de su fracasada expedición a Chile (1537). En 1539 ya habían españoles afincados en el valle de Ilo, tal como Mizier Francisco, arrendador de buques y que alquiló uno para una nueva expedición hacia Chile. Lamentablemente para los conquistadores, las dificultades impidieron éxitos suficientes, por lo que muchos de ellos regresaron y empezaron a afincarse en Ilo y sus alrededores, naciendo algunos caceríos en Pacocha, Alfaro, Platanal, San José, Jilguerito, Los Molles, Agua Buena, Concepció y Hierba Buena. Más adelante junto a don García Hurtado de Mendoza, vinieron muchos españoles al sur, entre los que se encuentran las familias Rivera, Alai y Za (Alaiza), Hurtado de Mendoza, Vitores de Alvarado, Jimeno y Jiménez, Salgado, Coraldeas, Alvarez, Oribe, Ororvias, Landaeta, Sánchez, Cornejo, Campos, Almeida, Mendoza, Arias, Herrera, Portocarrero, Vásquez y otros.
En 1540 Pizarro otorgó el valle de Ilo en encomienda a Lucas Martínez Begazo, pero en 1548 el Presidente Pedro de la Gasca traspasó esta propiedad a don Jerónimo de Villegas, quien tomó posesión el 21 de agosto del mismo año, poniéndole al pueblo el nombre de San Gerónimo y ubicándolo en la margen derecha del río. Más adelante, el capitán don Vicente de Córdova trasladó el pueblo a la margen izquierda, donde se ubica en la actualidad.
Pese a esto, fue muy difundida la creencia que señala a los franceses como los fundadores de Ilo y no falta razón. En la época del virrey Manuel Oms de Santa Pau, marqués de Castell dos Rius (1705-1710) otorga poder al francés Enrique Renaud y a un grupo de franceses para que funden el puerto y pueblo de Pacocha, así como para que repueblen San Gerónimo de Ilo, que se encontraba abandonado por los naturales debido a pestes de difteria, desintería, terciana y otras. Este virrey se interesó mucho por Ilo, y hasta permitió el comercio de contrabando por ese lugar, por lo que fue denunciado a la corte de España por los comerciantes de Lima. Por esta razón el virrey fue destituido y detenido en Lima en 1710, año en que murió.
Con respecto a los ingleses, Antonio de Pereyra y Ruiz señala al respecto que “tanto los hombres como mujeres visten a la imitación de los ingleses a causa de los tratos que tienen con éstos en el inmediato puerto de Ilo, donde los pudientes de Moquegua van a pasar la temporada de verano, aprovechándose de los baños del mar, y como gente más dispuesta a la alegría que la del interior del reino, llevan sus guitarras para divertirse en sus reuniones durante esta estación".
Cuando gobernaba el virreinato del Perú el príncipe de Santo Buono don Carmine Nicolás Carracciolo, de ascendencia italiana, numerosos inmigrantes de origen italiano vinieron al Perú, y muchos de ellos o sus descendientes se establecieron en Ilo. El hermano del virrey, don Francisco Carracciolo desempeñaba en este puerto las funciones de receptor y proveedor de naves.
Es quizá por esto que en 1711 se habilitó la enseñada de Puerto Inglés vecina a Ilo para el comercio de mercaderías.

No hay comentarios: